Game Of Thrones

Game of thrones. Temporada cuatro. El perfecto antihéroe.

Mi escena favorita: el juicio donde lo culpan por asesinar a su odioso sobrino y rey. En esta escena no hay grandes efectos visuales, solo usan los planos espléndidamente, un guión y una actuación perfecta. Frases lapidarias, acusaciones vacías, mentiras, argumentos huecos, miradas cruzadas, todo manipulado para dejar a Tyrion en desventaja.

Game of thrones. Temporada cinco. Shame!

Para el final de temporada, después de 49 capítulos totales, cuando crees que ya nada te puede sorprender, que tu corazón ya está endurecido y puedes ver morir a cualquiera; otra vez te ves gritando frente a la pantalla “No, ¿por qué?”