Undone: ¿Cómo saber que ya no estamos en Kansas?

Por Julia Muñoz

Seguro recordarán el origen de la pregunta que sirve de título a esta columna, pues seguramente es uno de los diálogos más famosos en la historia del cine. Estamos hablando, por supuesto, de ese diálogo que Judy Garland personificando a la pequeña Dorothy dijera en el Mago de Oz: “Toto, tengo el presentimiento de que ya no estamos en Kansas.” Para la audiencia, este viaje de Kansas a Oz queda representado no sólo por un aparente cambio en la locación, sino también por los colores: Kansas sólo se puede vivir en blanco y negro. Es un ambiente rural, cerrado, en el que Dorothy se siente atrapada y que la lleva a preguntarse si puede haber algo más allá del arcoiris, más allá del aburrimiento y cotidianidad que la anclan a esa granja donde vive con su familia. Por el contrario, Oz es un lugar que sólo puede vivirse desde el color. Cuando Dorothy llega ahí, podemos ver por primera vez el azul de su vestido, las flores a su alrededor y, por supuesto, el emblemático camino amarillo que deberá seguir hasta su destino. 

Mago de Oz se estrenó en 1939, y desde entonces ha sido objeto de innumerables homenajes, burlas, imitaciones, recreaciones, etc. Es una película que de alguna forma se quedó en el imaginario colectivo como la representación de un viaje mágico capaz de escapar a la rutina, sólo para volver a ella. Si recuerdan bien, al final Dorothy no se queda en ese mundo lleno de color, sino que su firme intención es utilizar aquellos inolvidables zapatos rojos para repetir: “No hay lugar como el hogar.” Pero, ¿no quería ella saber qué había más allá del arcoiris? ¿No quería salir de Kansas? ¿Cómo es que su único deseo es el de regresar cuando al fin parece que ha obtenido lo que siempre anheló?

 La magnífica serie Undone tomará estas interrogantes como su punto de partida. Por lo que antes de verla, bien podrían preguntarse a ustedes mismos: Si al igual que Dorothy terminaran en Oz por culpa de un tornado, ¿querrían regresar a Kansas o se quedarían a tener nuevas aventuras en esa tierra lejana? Debo advertirles que, dependiendo de cuál sea su respuesta, será la serie que verán. 

Undone es una serie que nos presenta su propio camino amarillo, y nosotros tendremos que decidir si queremos permanecer en él, o si queremos regresar a Kansas. Se trata de una historia narrada a la manera de un cuento de hadas, en el que será difícil distinguir la fantasía de la realidad. El eje narrativo central puede contarse sin dar muchos spoilers. Alma será nuestra Dorothy. Ella tiene una rutina establecida, trabajo estable, vive con su pareja, y sabe exactamente qué hará en cada momento del día. Por ello, Alma comienza la historia preguntándose, a su manera, qué habrá más allá del arcoiris y más allá de la rutina que da forma a cada minuto de sus días. Pero aquí no nos encontraremos con un tornado, sino con un accidente de auto que pareciera dejar a Alma con muchas secuelas físicas y mentales. Un choque automovilístico que la deja entre Kansas y Oz, entre la realidad que siempre ha conocido y un mundo nuevo de posibilidades inimaginadas.   

Pero aquí es donde tengo que volver a advertirles, dependiendo de si ustedes son alguien que se quedaría en Oz o no, será la serie que verán. Es una serie que está escrita de tal forma que es susceptible de ser interpretada por lo menos de dos formas. Habrá audiencias que querrán buscarle una explicación lógica a todo, que tratarán de descifrar qué es lo que le ocurre a Alma y por qué actúa como actúa. Estas personas verán la historia desde Kansas. En cambio, habrá quienes crean un poco en la magia y en que otro mundo es posible. Estos vivirán la historia desde Oz. La serie no le dará preferencia a ninguna de estas dos interpretaciones. Hasta la última escena, cada bando podrá creer que su interpretación es la correcta y que es la que mejor arma las piezas que la serie ofrece.

Creo que esta flexibilidad de adaptarse a diferentes interpretaciones por parte de su audiencia se debe, en gran medida, al aspecto visual de la misma. Así como en 1939 fue una sorpresa extraordinaria ver el mundo de Oz a color, nosotros tenemos la suerte de ver cómo una serie saca todo el provecho de ser animada por rotoscopio. Esta técnica -que tal vez muchos de ustedes recuerden por la película de Waking Life– consiste en dibujar encima de cada fotograma para obtener así una secuencia de imágenes que están en la delgada línea entre la pintura y el cine. Esto le permitió a los creadores de Undone tener a su disposición nuevas posibilidades creativas para jugar con la luz y con los escenarios, para lograr con ello una transición suave y casi imperceptible entre los diferentes mundos en los que Alma se mueve. 

Undone es una serie que les ofrece un boleto de ida a imaginar nuevas posibilidades. En el camino, nuestro viaje a través de la serie estará atravesado por reflexiones sobre la importancia de los lazos familiares, sobre enfermedades mentales, viajes en el tiempo, chamanismo y, por supuesto, sobre el autodescubrimiento. Por ello, sólo me queda invitarlos una vez más a que vean esta gran serie, y a que averiguen gracias a ella si ustedes son de las personas que querrán volver rápidamente a Kansas, o si son de las que deciden quedarse en Oz, aunque sea por un rato. 


¡Comparte esta entrada en tus redes sociales!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Tumblr
Tumblr

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *