5 Comedias Románticas

Por Alberto Ruiz Méndez

Nuestro episodio número 37 del podcast es un Especial de Comedias Románticas, decidimos hacerlo a propósito del décimo aniversario de 500 days of Summer. Pero, por increíble que parezca, no vinieron rápido a nuestra mente títulos con los cuales dar contenido al podcast y tuvimos que recurrir al buen Google para empezar a considerar opciones. Esta rara situación estuvo motiva por dos factores, el primero ya lo describió muy bien Julia en su texto sobre sus cinco comedias románticas favoritas -si no lo has leído es buen momento para hacer una pausa en este texto, ir al de ella y luego volver-, el segundo factor es nuestra extraña concepción de lo que es un comedia romántica porque, al analizar la lista final, nos quedamos con la duda de qué tan románticas y qué tan comedias eran las películas seleccionadas.

Pero como CineAutopsias se trata de compartir lo que más nos gusta en relación al cine y ofrecerles un contenido diferente a lo que Google les va a mostrar si buscan “comedias románticas”, decidimos seguir adelante con nuestra selección, grabar el episodio y complementarlo con estos textos de nuestro Top 5 de comedias románticas favoritas y aquí van las mías:

5. Amelie, dir. Jean-Pierre Jeunet, 2001.

La película no es sólo una historia de amor entre Amelie y Nino, es también una muestra de amor a sus personajes, sus virtudes, pero también a su necesidad de amor. Y Amelie es el reflejo de ese amor porque la película no sólo es sobre su búsqueda de la felicidad a lado de Nino, sino que ella es también la chispa que va a encender la felicidad de los que están a su alrededor. Amelie es una película que nos recuerda que la belleza está en las cosas cotidianas de la vida y que con un poco de ayuda entre todos podemos apreciarla y ser felices cada día. 

4. Luces de la ciudad, dir. Charles Chaplin, 1931.

¿Cómo logras hacer que un personaje que acaba de recuperar la vista reconozca al amor de su vida que conoció mientras no podía ver? Se dice que esta pregunta atormentó a Chaplin por semanas pues el final, la verosimilitud y el legado de su película dependía de la respuesta. Al llegar al final de la película veremos la solución creada por Chaplin y ésta será una de las escenas más emotivas y conmovedoras que verás en toda la historia del cine pues Luces de la ciudad logra hacer de un vagabundo y una vendedora de flores dos personajes que nos representan en nuestra búsqueda del amor verdadero.

3. Mejor imposible, dir. James L. Brooks, 1997.

Todas las personas tenemos manías, filias y fobias que definen nuestra personalidad y carácter, algunos (como yo, la verdad sea dicha) hacemos de ellas un obstáculo para nuestras relaciones con los demás por eso, lo que más me gusta de Mejor imposible, es la idea de que el amor es posible para personas como nosotros. A través de Melvin Udall (Jack Nicholson) aprenderemos que está bien bajar la guardia de vez en cuando y que compartir con alguien más esas manías puede ayudarnos a encontrar el amor y quizá (enfatizo el quizá) cambiar un poco.

2. La rosa púrpura del Cairo, dir. Woody Allen, 1985.

Si bien toda lista es personal, ésta y mi primer lugar es a lo que me refería con nuestra extraña concepción de qué es una comedia romántica porque el final de La rosa púrpura del Cairo dista mucho de ser un típico final feliz de aquellas películas. ¿Por qué incluirla en esta lista entonces? Primero porque he conectado con el humor de Woody Allen desde la primera película que vi de él y en ésta va de la mano con la nostalgia y la melancolía de una forma perfecta y segundo porque, a pesar de su final, la película es una apuesta por el amor, ya sea a una persona o al cine, como la única forma de sentirnos vivos.

1. Annie Hall, dir. Woody Allen, 1977.

No solo es mi comedia romántica favorita de todos los tiempos, quizá es mi película favorita de todos los tiempos (eso sería tema de otra lista) y lo es porque me enseñó una lección que me ha traído cosas buenas y malas en mi vida, que me ha llevado a tomar decisiones que no siempre han salido bien pero que no por ello significa que me he equivocado, esa lección es que el amor acaba y que está bien, no hay nada de malo en ello. Pero para que sea así, para que no haya nada malo en ello, hay que enfrentarlo y aceptarlo. Y es ahí donde el humor y la tristeza se combinarán en nuestra vida porque, al recordar lo que hemos vivido con los amores de nuestra vida, vendrán a nuestra memoria los recuerdos buenos, malos, alegres, dolorosos… y Annie Hall es una película que nos invita a reconciliarnos con nuestras emociones.

SEGURO TE INTERESA: Episodio 37. ¿Comedias románticas?

¿Cuáles son tus comedias románticas favoritas y por qué? Cuéntanos en los comentarios y nosotros te leemos.


¡Comparte esta entrada en tus redes sociales!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Tumblr
Tumblr

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *